24 de marzo: Hoy como ayer, la FUBA debe marchar con el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia

El próximo 24 de marzo es una oportunidad de desarrollar una enorme movilización popular contra el gobierno de Macri. En los primeros 100 días del nuevo gobierno sufrimos más de 100.000 despidos, el tarifazo en los servicios y una inflación que representa el 50% anual. Ahora, con los votos del Frente para la Victoria, el Congreso va a sancionar un acuerdo con los fondos buitre que deberán pagar los trabajadores con enormes privaciones y reforzará el sometimiento de la Argentina al capital financiero. Obama viene el 23 de marzo para bendecir este acuerdo, y para abrir un nuevo capítulo de reconciliación con los militares bajo el libreto de superar la “guerra sucia” –un eufemismo que encubre el terrorismo de Estado.

El 24 de marzo habrá dos movilizaciones con dos orientaciones contrapuestas. La primera, convocada por el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, unirá la lucha contra la impunidad de los genocidas a la pelea contra el acuerdo con los fondos buitre, contra el protocolo represivo y contra el ajuste de Macri y los gobiernos provinciales. La segunda movilización, impulsada por las organizaciones K, apunta a construir una falsa polarización entre el ajuste y la represión de Macri y la “década ganada” de los K. Se trata de un despropósito y de una impostura fenomenal. ¿Acaso Julio López no fue desaparecido bajo el amparo de la bonaerense K? ¿Es posible contraponer el protocolo represivo de Macri a la Ley Antiterrorista de los K? ¿No es igual de agraviante Lopérfido afirmando que no hubo 30.000 desaparecidos que CFK nombrando al genocida Milani como Jefe del Ejército? Es una polarización falsa que debemos rechazar. Pero no se trata sólo de mirar al pasado; los gobernadores del Frente para la Victoria están desarrollando hoy la misma política que Macri y son una pieza indispensable para el acuerdo con los fondos buitre. Alicia K pidió la gendarmería para reprimir a los trabajadores y la gobernación K de Tierra del Fuego ya está aplicando un ajuste “ortodoxo” con reducción de salarios y jubilaciones.

La Federación Universitaria de Buenos Aires, desde su recuperación por izquierda en 2001, se movilizó todos los años con el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia y siempre rechazó la cooptación de los organismos de derechos humanos por parte de los K. Ahora, un sector de su conducción, La Mella, propone que la FUBA participe de la movilización kirchnerista. Esto se presenta, luego del fracaso de la campaña por una “marcha única”, como la idea de “ir a las dos marchas”. La propuesta sería "hacer un gran frente contra Macri” ignorando el frente ajustador que existe, en los hechos, entre el gobierno nacional y los gobernadores del FpV. ¿Cómo podría la FUBA apoyar a los trabajadores que enfrentan la represión en Santa Cruz y participar, al mismo tiempo, de la marcha que reivindica a Alicia K? Tampoco podemos movilizarnos contra el acuerdo con los buitres y avalar en simultáneo a los senadores que lo van a votar. Que la FUBA participe de dos marchas contrapuestas es una posición irreal. La Mella defendió esta formulación en diferentes facultades, incluso en votaciones comunes con La Cámpora, cuando es obvio que las agrupaciones K solo van a participar de su propia marcha. El planteo de “ir a las dos” es una trampa para quebrar la independencia política de la FUBA, y encolumnar al movimiento estudiantil detrás de una de los creadores de los Lázaro Báez y Cristóbal López.

En la Junta Representativa de la FUBA, que reúne a los presidentes de los trece centros de estudiantes de la UBA, la posición de La Mella es minoritaria. Una mayoría ya se pronunció por movilizarnos junto al Encuentro Memoria, Verdad y Justicia. Sin embargo, la Junta Representativa no se pudo reunir porque La Mella y La Cámpora bloquean el quórum. Se llegó al punto de pretender paralizar políticamente a la FUBA, justo en la víspera de una fecha tan trascendental como es este 24 de marzo. La Mella y los K reclaman desvergonzadamente que el tema se resuelva en una “asamblea interfacultades”, después de haber rechazado que se hagan asambleas en todos los centros que dirigen. Con varias facultades que ni siquiera comenzaron las clases, esta “asamblea” sería una aparateada para distorsionar las representaciones que fueron votadas en las últimas elecciones por miles y miles de estudiantes. Lo que corresponde es que la FUBA se reúna y vote, y no replicar el método de Franja Morada y La Cámpora, de boicotear a la Federación cuando no se acuerda con las posiciones mayoritarias.

En la polémica por el 24 de marzo se plantea un problema de fondo para el movimiento estudiantil. La lucha contra el macrismo no puede ser una excusa para armar un bloque político común con quienes entregaron el país a los pulpos mineros, petroleros y sojeros. La idea de enfrentar a Macri de la mano del kirhcnerismo que se abroquela con “Barrick Gold” Gioja y el PJ solo nos puede llevar a la derrota y a la desmoralización. Mientras algunos proponen aliarnos a los K contra Macri, Máximo llamó a “no poner palos en la rueda” al gobierno. La lucha contra el ajuste y contra la entrega requiere la mayor independencia y autonomía de las organizaciones populares. La verdadera grieta que divide al país no es entre macristas y kirchneristas, sino entre estos, de un lado, y los trabajadores y la juventud explotada, del otro.

Facultades como Filosofía y Letras, FADU, Farmacia y Bioquímica y Veterinarias ya se pronunciaron por participar de la marcha independiente. Junto con ellas, el 24 de marzo llamamos a todos los estudiantes de la UBA a concentrar a las 14 hs en Callao y Mitre para movilizarnos con el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia.

No al ajuste de Macri y los gobernadores
Abajo el pacto buitre y el protocolo represivo
Fuera Obama
¡30.000 compañeros detenidos-desaparecidos presentes!

UJS-PO, presidencia FUBA

Categorías: 
  • Fecha: 21 March 2016