Filosofía y letras UBA - Los estudiantes se pronuncian por un 24/3 independiente y de lucha

La asamblea del CEFYL, en el día de ayer, resolvió por amplia mayoría movilizarse junto al EMVyJ, enfrentando al gobierno de Macri y al régimen político del pacto buitre y el protocolo represivo. La moción del kirchnerismo, segunda fuerza de la facultad, para marchar reivindicando la “década ganada” recibió sólo el apoyo de la pobre delegación de sus organizaciones. Los 400 estudiantes allí reunidos también dieron la espalda a la posición esquizofrénica de La Mella, de llevar la bandera a ambas convocatorias.
Este pronunciamiento tiene lugar en el marco de una lucha política del movimiento estudiantil. Resulta que La Mella y La Cámpora bloquean el quórum en la FUBA ante la condición minoritaria de sus posiciones -es decir, adoptan los métodos de Franja Morada. El resultado es un impasse de la Federación en una jornada trascendental. Artificialmente, reclaman resolver el asunto en una asamblea interfacultades, mientras se niegan a realizar asambleas en los centros que ellos mismos dirigen. Sin embargo, la desvergüenza no les alcanzó para proponerlo en la asamblea de Filo. Allí se resolvió, en cambio, exigir con urgencia una reunión de la Junta Representativa de la FUBA, ante el silencio impávido de quienes la boicotean. También se aprobó impulsar masivamente el plebiscito de la Fuba contra los fondos buitres.
La asamblea deliberó además sobre el impacto del ajuste en la facultad, donde las autoridades ‘Carta Abierta’ han promovido una inmensa precarización laboral, dejando a docentes y no docentes vulnerables a futuros despidos, como sucede en todas las dependencias estatales. Muchos miembros de la facultad se ven afectados por los despidos en el Ministerio de Cultura, el Inadi, o, ahora, la Biblioteca Nacional. La inflación desbocada impide el acceso a los materiales para cientos de estudiantes, pero la gestión ´progre´ se sigue negando a financiar las becas solicitadas. Se volvió a reclamar, además, el cumplimiento del compromiso por un nuevo edificio que las autoridades firmaron en 2010, tras una toma de 30 días, cuyos fondos dependen ahora del nuevo gobierno.
Es claro que la lucha por estas reivindicaciones sólo puede ser llevada a término a partir de la independencia política de los bloques que gobiernan y gobernaron el país al servicio de la clase capitalista y el pago serial de la deuda externa, como parte de una lucha más general de los trabajadores contra el ajuste. El resultado de la asamblea es una ratificación de este rumbo. ¡Vamos por una gran movilización a Plaza de Mayo!

Nicolas R.

Categorías: 
  • Fecha: 23 March 2016