Escandaloso presupuesto 2016 para la UBA: Aumento del 0% en gastos de funcionamiento

Pongamos a la UBA en pie de lucha contra el ajuste.

El ajuste del gobierno macrista aparece ahora con toda su fuerza en la Universidad de Buenos Aires. La gestión de la UBA presentó en la comisión de presupuesto del Consejo Superior el proyecto de presupuesto 2016. Los funcionarios se encargaron de aclarar que era un “presupuesto provisorio” hasta agosto del año. No es para menos, porque el aumento estaría dedicado casi en su totalidad cubrir las paritarias docentes y no docentes. Esto significa que el aumento en el presupuesto para los gastos de funcionamiento de la Universidad es del 0%. Cero porciento.

Esto en medio de la devaluación y los tarifazos generalizados. La factura de los servicios públicos (gas, luz, etc) para la UBA pasaría de 130 a 200 millones ¡El rector y los funcionarios tuvieron que admitir que no pueden pagar los servicios!

El rector Barbieri (candidato al Ministerio de Educación por Scioli) y el Secretario de Hacienda Yacobitti (presidente de la UCR Capital, hoy integrado al gobierno de Cambiemos), dijeron estar en buenas conversaciones con el gobierno. Esperan que les “perdonen” el aumento de las tarifas y que los beneficien con la distribución de la “Planilla B”. Es una partida especial que existe hace años que es distribuída todos los años por el Jefe de Gabinete. El año pasado sumó 42 millones al presupuesto de la UBA, y este año, en el mejor de los casos (si se cumplen las promesas macristas de beneficiar a la UBA en la distribución con relación al pasado), sería de 67 millones. Es decir, que en el mejor de los mundos posibles, el aumento presupuestario para el funcionamiento de la Universidad de Buenos Aires sería nada menos que del 10% ¡En el mejor de los casos!

Se trata de un ajuste en regla. A esto hay que sumarle la paralización de la gran mayoría de las obras licitadas en año pasado. Ocurre que el monto presupuestado para dichas obras es irrisorio con el aumento tarifario y la desvalorización del peso que medió de ese momento a esta parte.

También la posibilidad muy cierta de que no sea ejecutada la partida presupuestaria especial para los hospitales universitarios nacionales que fue anunciada en año pasado. El decano de Medicina ya anunció que dicha partida está supeditada sobretodo a la “revisión de contratos”. Despidos, en criollo.

Esta ofensiva fue avalada por el Rector sciolista y también por el radicalismo. Los representantes estudiantiles de Nuevo Espacio y la Franja Morada firmaron en apoyo al despacho presupuestario. Esta votación no podría ser más clara de la “grieta” que separa también a la Universidad. De un lado están los ajustadores, los partidos del régimen y las camarillas, y del otro están los docentes que votaron un paro de una semana por su salario, los estudiantes que estamos peleando por el boleto educativo, con la izquierda como la única representación política que está a la cabeza de organizar esta pelea.

Sumemos el reclamo por el presupuesto a la pelea por el salario docente y el boleto educativo.

Categorías: 
  • Fecha: 21 April 2016